Lost Girls: Sex and Death in Renaissance Florence

Lost Girls: Sex and Death in Renaissance Florence. Nicholas Terpstra
Baltimore, MD, Johns Hopkins University Press, 2010

Jóvenes y bonitas

Más cerca de la novela histórica o el misterio sin resolver que del ensayo academicista y objetivo, Lost Girls plantea una incógnita y, si bien no la desvela del todo, se recrea con gusto y sin prisas en el proceso.

¿Por qué más de un sesenta por ciento de las niñas que ingresaron en la Casa della Pietà, un orfanato de Florencia para jovencitas descarriadas del siglo XVI murieron en apenas diez años? Dice el autor que la institución era ‘the most unsafe place in Florence for a girl to live’ y difícil resulta llevarle la contraria.

Una visión filtrada por el cliché haría pensar en casos de abusos y prostitución, la orden del día en aquellas fechas (y en casi todas) pero quizás el gran atractivo del ensayo esté en la búsqueda de otros argumentos. Nicholas Terpstra, profesor de Historia en la Universidad de Toronto, maneja fuentes de primera y segunda mano, intercala fragmentos de anuarios, ilustraciones, mapas,cartas, canciones populares y recetarios que ayudan a pintar el cuadro de estas pobre chavalas de entre doce y diecisiete años acogidas ya maltrechas por pura caridad; en su mayoría, tras un tiempo en el centro encontraron una casa en la que trabajar como sirvientas o aprendices, otras fueron devueltas a sus familias y unas pocas se escaparon.

¿Por qué?

Dato interesante es también que de aquellas a quienes lograron mandar con un contrato de trabajo casi ninguna lo terminó porque regresaron antes de que venciera, tal vez, porque las condiciones en el nuevo “hogar” eran todavía peores. Sí: prostitución, abusos, lo de siempre.

¿Quién se encargaba de la institución? Monjas, prostitutas, prostitutas convertidas en mojas… mujeres que ayudaban a otras mujeres a sobrevivir, que les proporcionaban curas a sus enfermedades e interrupciones a sus embarazos no deseados, que les servían como mano de obra.

Porque la Casa della Pietà también funcionaba como fábrica: cáñamo, lana y seda producida y tratada por niñas en la flor de la vida.

Entretenida lectura para gustosos de lo escabroso, lo misterioso, las novelas de ficción histórica y también para aquellos que se devanan los sesos tratando de escribirlas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: