El plagio

El plagio. Daniel Jiménez. Logroño: Pepitas de calabaza, 2022

Parir

Termina Daniel Jiménez (Madrid, 1981) esta historia con una pregunta sin respuesta que flota en el aire hasta que el lector vuelve la última página y cierra el libro. Nos ha contado, como él mismo aclara, todo lo cierto, todo lo que él ha conocido, lo que pasó antes y después de la demanda por plagio de su padre hacia los creadores del programa de televisión de los noventa El juego de la oca (que no se nombra en ningún momento, claro). A él le lleva algo más de cien páginas explicárnoslo y también algo más de los nueve meses que dura el embarazo de su pareja. Saber que algún día la verdad verá la luz y esperar a que todo se resuelva y se resuelva bien sin perder de vista la posibilidad mala, esa en la que nunca se piensa, gestar y esperar el parto.

El plagio puede emocionar y tocar la fibra de quien es padre y quien es hijo pero, sobre todo, incomodará a quien ha sido víctima de un robo.

Al padre de Daniel, músico ahora pensionista que fue miembro del grupo Los Pekenikes durante cincuenta años, le robaron una idea a la que había dedicado mucho dinero y toda la ilusión posible. Leer la crónica familiar construida por su hijo al hilo del relato escrito a su vez por su padre en otro libro es entender, quizás, uno de los gestos más bonitos que pueda tenerse hacia el progenitor: Daniel ayuda a su padre a contar la verdad para hacer justicia. El libro es para él y sobre él pero también es su historia y la de toda su familia.

Pepitas de calabaza, aunque tenga menos proyección que un Cinexín (según sus creadores) edita la novela ganadora del Premio literario Bodegas Olarra & Café Bretón de Logroño 2021, una historia conmovedora y necesaria, escoge el color verde de la esperanza y de las olivas del pueblo del narrador para su cubierta y coloca una instantánea de fotomatón de ese padre y ese hijo junto a una moneda de cien pesetas como únicos motivos en los que fijarnos para intuir el relato, para entender El plagio, un mensaje de cariño a la familia, esa, como cualquier otra, que calla y discute pero que está siempre y apoya en las dificultades hasta el final.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: