Una noche con Sabrina Love

Una noche con Sabrina Love. Pedro Mairal. 1998. Barcelona: Libros del Asteroide, 2018

Volver a los diecisiete

Después de vivir un siglo, o en mi caso: un cuarto y pico largo del mismo. Si Violeta Parra decía que era como descifrar signos sin ser sabio competente, no le llevaré la contraria, pero menos aún después de leer a Pedro Mairal.

Benditos diecisiete con todo lo mal que se pasan. Benditos sean, con todo. Leer Una noche con Sabrina Love es volver a los diecisiete años de la mano de su protagonista, Daniel Montero, que los tiene y se hace un buen nudo con ellos, como siempre sucede.

Volver a tener esa edad en la que nos asombramos de las cosas y las queremos todas a la vez y con intensidad. Volver.

Daniel es premiado y emprende un viaje en lucha constante contra los elementos para recoger ese premio que además, le hará decidir “algo”, lo ayudará a madurar. En la meta no sólo no hallará su recompensa sino que podrá darse cuenta de lo que es verdaderamente relevante para la vida, mucho más importante que un premio.

Y menudo premio.

Una noche con Sabrina Love, estrella del porno argentina, mito sexual que, en un sorteo de un programa de televisión, toca a Daniel con su varita mágica y le concede el mayor de sus deseos (o eso cree él).

Desde Entre Ríos hasta Buenos Aires deseando acostarse con Sabrina y, entre ambos puntos de la ruta, un despliegue de personajes y “pruebas” que ni el mismísimo Hércules habría de enfrentar. Porque Daniel tiene diecisiete años, pero no sólo eso: Daniel aún no conoce los peores vicios que pudren al mundo que le espera para el resto de su vida y antes de recibir ese premio, antes de acostarse con Sabrina, debe entender que tiene que hacer ese recorrido y no otro:

“Se preguntó cómo le explicaría que se había dado cuenta de que tenía que viajar solo, que era algo que él quería hacer en silencio, que no quería compartir con nadie su miedo, su incertidumbre”.

Pedro Mairal, que ha sonado por obtener el Premio Tigre Juan de este año con La uruguaya (sin olvidar que finalista del mismo quedó esta otra, nada desdeñable, nada pasajera de Juan Gómez Bárcena) fue galardonado en su momento con el Clarín de novela por Una noche con Sabrina Love. Libros del Asteroide la reedita y él añade un prólogo en donde nos pone en contexto de cómo se sintió cuando le pasó todo: el premio, el éxito, la película, el dinero… y, aunque no tenía diecisiete sino veintiocho (y cara de dieciocho, dice) algo en lo que cuenta nos recuerda a Daniel y volvemos y lo comprendemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: