El asesino dentro de mí

El asesino dentro de mí (The Killer Inside Me). Jim Thompson; trad. Galvarino Plaza; Barcelona; RBA; 2010.

Tonight is the night

Dicen los personajes de este libro, que “justo antes de que anochezca, es cuando hay más luz”, que es precisamente antes de que todo termine de ocultarse para siempre, cuando es más fácil que alguien sea descubierto. Una frase muy sugerente, que hace acto de presencia también en la última entrega de Batman, The Dark Knight, aunque a la inversa: “la noche es más oscura justo antes del amanecer”, les recordaban a los ciudadanos de Gotham City en plena campaña política, aunque en ese caso hablaran de sociedades en crisis, amenazas criminales y horizontes de esperanza allá, al fondo del camino.

En la novela de Jim Thompson, no existe tal esperanza, únicamente una voz que descarga su rabia para que el lector la entienda, o al menos tome consciencia de ella y pueda compartirla.

“En muchos libros que he leído, el autor parece descarrilar, enloquecer en cuanto llega el momento culminante. Empieza a olvidarse de los signos de puntuación, suelta todas las palabras de una vez y divaga acerca de estrellas que parpadean y se sumergen en un profundo océano opaco. Y no hay forma de enterarse si el protagonista está encima de la chica o de una piedra. Creo que este tipo de manía pasa por tener un gran valor intelectual… Un montón de críticos lo pone por las nubes, y me he dado cuenta. Pero tal como yo lo veo, el escritor es un maldito perezoso que no sabe hacer las cosas bien. Yo seré lo que quieran, pero perezoso no. Lo voy a contar todo.
Pero por orden.
Quiero que comprendan cómo sucedió…”

Qué duda cabe tras un manifiesto semejante, que el narrador de esta inquietante novela no bromea ni se anda con chiquitas. Nada en él es convencional y sin embargo, todo lo que cuenta, bien podría colarse en el espacio de la realidad.

Al sheriff protagonista de esta terrorífica historia ambientada en algún condado de Oklahoma, le ha sucedido algo durante su niñez que no ha podido olvidar, una experiencia a la que se aferra como recuerdo que condicionará las decisiones más importantes que tendrá que tomar en su vida posterior.

Algo parecido a lo que le sucede a Dexter Morgan, el “cazador nocturno” del cuerpo de policías de Miami, el experto en sangre al que da vida Michael C. Hall en la serie de la HBO, que oculta a la convencional sociedad que lo rodea (familia incluída) con magistral solvencia, una curiosa y patológica tendencia personal como asesino en serie.

En El asesino dentro de mí, leemos los pensamientos y las declaraciones de principios de un hombre cualquiera, un oficial normalillo, que esconde lo más parecido al demonio bajo su propia piel. El relato de este protagonista viene cargado de odio y de rencor: es la voz de un hombre que expresa a través de la violencia y del sexo -en sus más variadas y brutales combinaciones- un tipo de frustración y dolor enquistados que no le permiten vivir en paz.

El fragmento citado resulta sorprendentemente elocuente a la hora de constatar un hecho que no deja de ser incómodo y sentirse ridículo en lectores y espectadores del género negro. Es cierto que cuando se desata el crimen final se pierden los papeles, que al asesino, que hasta entonces había pasado desapercibido como uno más entre el coro de personajes de la historia, de pronto se le va la pinza y pasa a decir tonterías e incoherencias como si hubiera que reforzar con ello la idea de que está loco por completo.

Pero no todos los asesinos están tan evidentemente desequilibrados, algunos hacen gala de una cordura ejemplar. Cuando esto sucede y son personas de las que habitan el mismo mundo realista en que habitamos los lectores y espectadores de sus historias, al menos aparentemente, entonces se siente miedo y se hiela la sangre de verdad.

Un comentario sobre “El asesino dentro de mí

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: