Los intactos

Los intactos. María José Codes. Valencia, Pre-Textos, 2017

Escribe una novela

Dosifica la información. No desveles más de lo que quieres que el lector descubra por sí mismo poco a poco, a medida que avanza en la lectura, al tiempo que la trama se dilata hasta el desenlace. No lo digas: que lo imaginen.

Escribe una novela de misterio sin serlo, intrigante pero sin un desenlace claro, que no concluya como concluyen las historias fáciles que comprenden todos los lectores. Haz que trabajen por entender lo que les cuentas. Llévalos confusos hasta allí donde se acaban los libros y termina el tuyo en ese momento exacto en donde el desconcierto va a chocar con la revelación final.

Así, compón así un título como Los intactos y que lo lean, que lo discutan, que malamente lo interpreten y que en ningún caso lo disfruten. Que sean personajes que irrumpen porque sí y llegan de algún lugar que el lector no sabe para viajar luego hasta otro, para dedicarse a algo que no se va a explicar hasta bien avanzada la trama. Que se esfuercen.

Y bueno, finalmente que también se frustren porque no vas a darles lo que han imaginado.

¿Quiénes son esos intactos? Que lo descubran  ¿Por qué se van y por qué llegan? Que lo adivinen ¿Qué les ha sucedido y a qué van a dedicarse? Que lo encuentren a su debido momento.

Y esto es todo lo que se puede decir, por no decir más de lo que el propio libro dice.

Sin tocar nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: