My name is Lucy Barton

My Name is Lucy Barton. Elizabeth Strout. Penguin Random House LLC, New York. 2016

La historia de cada uno

“But this one is my story. This one. And my name is Lucy Barton”.

Nuestras historias se componen de piezas que se forman con los días y los años que pasan; son piezas que a veces se mueven, a veces se rompen y a veces se guardan en algún rincón para recuperarse más tarde, en otro momento cuando sí pueden juntarse con otras piezas nuevas. Leer My Name is Lucy Barton es una forma de reconocer ese proceso por el que pasamos todos: lo que somos, de dónde venimos y por qué hacemos lo que hacemos.

Apenas tiene trama o hilo argumental y el lector no va a sentirse intrigado por ver cómo se resuelve un conflicto concreto. Este libro se dedica a recrear el pensamiento de su narradora, su presente y sobre todo: su pasado. Lucy Barton es una escritora que guarda reposo en un hospital de Nueva York tras una operación; allí recibe la visita de su madre a quien ve poco. Las dos hablan, se sinceran, se cuentan asuntos triviales y se abren a otros temas más incómodos. Esa conversación arrastra a Lucy Barton hacia los recuerdos que como piezas, han compuesto poco a poco la persona que es hoy.

Eso es este libro: un repaso del pensamiento de alguien que se expresa de manera sencilla, en frases breves y sensibles. La historia de una infancia de pobreza y una madurez en busca de afecto; la construcción de una familia que como todas, se resquebraja a veces y para siempre y otras permanece firme para que no nos ahoguemos.

Los pensamientos de Lucy Barton son una manera de aprender que nuestra historia es parte de las historias de los demás y que sólo a través de los otros, de cómo nos ven y de cómo nos tratan es que podemos entendernos. La aceptación de la diferencia, de la ignorancia y de la falta de oportunidades. La necesidad de esforzarse por ser buena persona, tolerante y comprensivo también -y sobre todo- con uno mismo.

Una amiga me regaló este libro hace un mes. Tiene cuarenta años más que yo aunque nunca recuerdo la fecha exacta en que debo felicitarla. La conocí viviendo en el extranjero y sigue siendo importante hoy que de nuevo estoy en España. Es de las personas más sabias que conozco y también de las más generosas; sólo por eso, siento una inmensa gratitud por tenerla en mi vida pese a los kilómetros y montañas que nos separan.

Supongo que eso también es parte de una historia, de mi historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: