Viaje de Egeria: El primer relato de una viajera hispana

Viaje de Egeria: El primer relato de una viajera hispana. Edición, traducción y prólogo de Carlos Pascual. Madrid: La línea del horizonte, 2017

Dominae et sorores

El domingo estuve en el cine con una amiga; fuimos a ver una de la películas que programa la Filmoteca dentro del ciclo dedicado a Scorsese: The Departed (Infiltrados, 2006). Es la segunda que veo dentro de dicha programación y creo que la segunda vez que veo ésta en concreto porque sí: me gusta mucho el cine de Scorsese.

Nada más terminar le dije a mi amiga “¿y si escribo sobre lo terriblemente misógino y machista que siempre el cine de este hombre?”. Ella me miró extrañada, con cara de preguntarme “¿Es que no te ha gustado?” aunque no lo hizo. Esas cosas se notan.

Las mujeres no suelen quedar nunca muy bien paradas en las películas de Martin (sean historias suyas o adaptadas de las de otros, claro está, que el criterio de selección también cuenta) a menudo en ellas son la perdición, el error que no pueden dejar de cometer los personajes protagonistas masculinos, la debilidad, el enlace con el enemigo o el rival, el apoyo y el tropezón.

Nada menos que todo eso y yo, que soy feminista, resulta que me encantan las películas de Scorsese.

Son cine del bueno con ritmo del bueno (a veces muy bien copiado) y actores muy buenos aunque se nos ocurra poco lo de decir que se trate de cine dirigido por un hombre y que se centra en los de su sexo por encima de todas las cosas.

Sin embargo aquí me encuentro, recién terminado un texto sobre el periplo de Egeria, gallega del siglo IV y primera autora de un auténtico libro de viajes y busque allá donde busque informaciones lo primero que me encuentro es el hecho fundamental de que se tratase de una hembra.

La buena de Egeria (¡qué poco intuía ella entonces de la repercusión de sus escritos diecisiete siglos después!) ella redactó cartas que dirigía a sus amigas, sus “señoras y hermanas” y les contaba detalles de todo lo que se iba encontrando por Constantinopla, la subida y la bajada del Monte Sinaí, Mesopotamia, los valles “las vastas soledades y los diversos desiertos del yermo que describe minuciosamente la narración el libro del Éxodo” según Valerio, un abad de la Ponferrada del siglo VII que alaba los méritos de la viajera hacia el final de esta edición de su itinerario.

Sobre su origen y genealogía se sabe poco y se teoriza bastante: alguno asegura que se trate de la cuñada del fundador del Priscilianismo, un señor a quien acabaron decapitando por propagar una doctrina que condenaba la riqueza de la iglesia, no vetaba a las mujeres la participación en la liturgia y permitía que sus miembros, aunque célibes, contrajeran matrimonio.

En cualquier caso, el itinerario de Egeria es un relato curiosísimo, una pintura de lugares que sorprende por remontarse al siglo IV (el pergamino fue copiado en el XI y recuperado finalmente en el XIX) y por tener unas motivaciones personales y devotas que obviamente, contrastan por lo que hoy en día consideramos narración de viajes. Fue escrito por una mujer pero ojalá que eso dejara de ser relevante.

Y Scorsese es genial: un hombre director de películas geniales. A lo mejor es que hay que decirlo así, pero a mí me suena raro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: