Firmin

Firmin. Sam Savage. Trad. Ramón Buenventura. Barcelona, Seix Barral, 2007

Todo lo que siempre quiso saber sobre la crítica y nunca se atrevió a preguntar

Hay una rata, nacida en el sótano de una librería de la ya desaparecida plaza Scollay de Boston, Massachusetts, que come libros y que también se los lee.

Qué curioso, teniendo en cuenta que las ratas son animalillos repudiados por la sociedad por transmitir enfermedades y habitar en lugares sucios, oscuros, despreciables… No sirven para nada y sólo molestan; en principio.

Firmin, el pobre, es tan plenamente consciente de su condición de roedor inútil que para no entrar en un bucle de pensamiento negativo, se dedica a leer todo lo que se cruza en el camino de su vida. Como consecuencia, Firmin se siente bien y aprende a entender a los humanos, con lo que comienza a diferenciarse de los demás miembros de especie ratonil.

La imaginación de Firmin permite al bichejo construirse una existencia paralela a la del mundo que lo margina, una vida en la cual sabe tocar el piano e improvisar jam sessions con su mejor amigo el escritor Jerry, baila como Fred Astaire alzando a la liviana Ginger Rogers a lo largo de un escenario y se recrea entre los pechos de una bailarina de streaptease. Vive una vida un tanto alternativa para ser una rata y no sólo la vive sino que la comenta y la escribe, describiéndola.

Firmin es la historia de una rata que opina sobre sí misma y sobre el mundo que la rodea a través de todas las lecturas de las que se va empapando desde que nace, hasta su último día de vida. Es una fábula, tal vez, un cuento contado por un animal que discurre y que habla (aunque sólo lo haga consigo mismo y en su propia imaginación) que inspira motivación a sus lectores, ganas voraces de leer y de escribir sobre lo que se lee, de comparar lo que se conoce de hace tiempo con lo nuevo; un relato motivador no sólo para los que pertenecemos a esa especie extraña y ligeramente repudiada del resto de la sociedad a la cual pertenecemos los “críticos”, sino también para los otros, para todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: