Paterson

Paterson. Jim Jarmusch, 2016

Esplendor en la mierda

“…though nothing can bring back the hour
of splendour in the grass, of glory in the flower…”

William Wordsworth

Desconfíen de quien les diga que Paterson no cuenta nada, porque cuenta mucho: una semana entera en la vida de un poeta. A juzgar por el ritmo con el que se toma los días el protagonista de la película (a quien interpreta ese poste de teléfono con cara de gato Peterbald llamado Adam Driver) podría decirse que no es mucho, o más bien que es poco variado lo que hace.

Pero no.

Paterson, el personaje, se llama igual que la ciudad de New Jersey en la que vive y trabaja como conductor de la línea 23 de autobuses, no para. Está constantemente componiendo poesía, pensando en las imágenes que le rodean, en los colores, olores y sonidos de sus mañanas, sus tardes y sus noches. Eso es bastante.

Paterson, la película, introduce al espectador en el radio de influencia de su onda expansiva de paz y sosiego. A saber por qué, pero sucede. Será la repetición de una pauta narrativa que admite pocas pero interesantes variaciones; será por el cuajo ausente de su protagonista que como ya he dicho, parece que hace poco y que se comunica aún menos pero que en realidad no deja de crear en ningún momento.

O será porque Jim Jarmusch siempre cuenta historias así, en las que parece que no pasa nada, aunque pase y en las que por algún motivo uno entra por su propio pie y sale con un empujoncito de tranquilidad. Ficción posible. Ficción verosímil.

Muy probablemente, la mayor hazaña de Paterson, el personaje, sea la de regresar al mundo de los mortales en momento dado de la historia y darse cuenta de que siendo especial, es igual que todos, como lo somos todos. No hace falta cambiar nada, sólo hay que seguir viviendo pero sin dejar de ser consciente de lo que sucede, lo que mantiene cada pequeño detalle conectado con otro y dando sentido al conjunto.

A veces la vida misma es una mierda, pasan ciertas cosas que “te destrozan la vida” pero todo forma parte del conjunto, a partir de ahí que cada uno haga lo que mejor sepa hacer: cocinar, escribir, cantar o ladrar.

La vida.

Un comentario sobre “Paterson

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: