Napoli, Napoli, Napoli

Napoli, Napoli, Napoli; Abel Ferrara; 2009.

Pulsión docente

Allí donde el Vesubio y los campos Flégreos dan un respiro a la superficie terrestre y permiten el asentamiento y desarrollo de una comunidad humana, es donde existe Nápoles, la ciudad que como el queso graso, se desparrama por el área volcánica del sur occidental de Italia.

Nápoles y sus habitantes son los protagonistas de este semidocumental, que ensambla entrevistas con varias presas y/o menores que cumplen condena en la Penitenciaría Estatal de Pozzuoli con tres historias ficticias, escritas por Peppe Lanzetta, Maurizio Braucci y Gaetano di Vaio. Todo se funde y se mezcla dando como resultado una salsa bien condimentada aunque algo indigesta. Es lo que tienen de malo los documentales: que operan con la realidad más que cualquier otro producto cinematográfico.

Abel Ferrara (Nueva York, 1951) dirige Napoli, Napoli, Napoli con el mismo gusto que un cocinero prepara una salsa, valiéndose de los mismos ingredientes de siempre, de condimentos improvisados y de la inevitable ayuda de algún maestro, expertos en otros oficios que se ofrecen a colaborar para que el plato pueda ser perfecto (lo sea o no finalmente). Si uno se concentra y recuerda al personaje protagonista de Bad Lieutenant (1992) antes de ver este otro proyecto del director, no le será difícil entrar en materia: en su momento se quiso meter cizaña acerca de la corrupción que se pasea(ba) por las calles Nueva York con la historia de un policía detective francamente corrompido mental, física y moralmente; ahora se recorren los barrios más chungos del centro de Nápoles para dar cuenta de que aquello existe en Italia, que está tan podrido como uno se lo podría imaginar, y que no se aleja tanto de la marea criminal que no deja subir en ciudades como Detroit o Nueva Orleans. Eso dijo en otra ocasión.

Y todo tal vez, para exponer y hacer saber que uno aprende de lo que le enseñan y que dependiendo de en manos de quién se caiga, se aprenderán unos asuntos u otros y que así van las cosas.

En una de las entrevistas que incluye el documental, la directora de un centro social asegura que la juventud napolitana no tiene sueños ni ilusiones porque ha sido privada de esa opción, que no hay cultura porque no da dinero y no interesa. Uno aprende a buscarse la vida por su cuenta y si no sabe, se acerca a otros y aprende, pero sólo puede enriquecerse mentalmente si le enseñan cómo hacerlo, si le dan acceso.

Con menos de dieciocho años, uno de los presos entrevistados de Pozzuoli dice que ha leído dos libros en su vida, uno sobre el “inframundo” y otro sobre la camorra –Gomorra de Roberto Saviano; 2006- que le gustaron, que eran reales, que todo lo leído era cierto.

El mundo debe de ser así. Con los documentales uno aprende a ver las cosas como las ven otros, mundos que en el cine se asumen con la perspectiva del espectador, tan diferentes unas de otras aunque se vea la misma película, vistos en un documental sólo admiten una interpretación posible, la que el director elige retratar tal cual es para nosotros.

Sólo hay que abrir los ojos y esperar a que la lava no nos caiga encima.

Un comentario sobre “Napoli, Napoli, Napoli

Agrega el tuyo

  1. Desconocia totalmente la existencia de esta película pero desde luego dirigiendola Abel Ferrara visionado obligado.
    Para mi es un director tan irregular como imprescindible agitador de la normalidad cinematográfica.
    Y ya como coletilla su unión con ese actor ( en mayusculas ) que es Harvey Keitel en teniente corrupto nos brinda uno de esos momentos que solo se pueden catalogar de puro cine.

    Gracias como siempre por tus palabras y seguir descubriendonos pequeños tesoros

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: