La chica de seda artificial

La chica de seda artificial. Irmgard Keun; trad. Rosa Pilar Blanco; Barcelona; Minúscula; 2004 Cosas que importan Lo bonito de la frivolidad, a veces, es que uno puede disfrutar con ella sin sentirse culpable porque es efímera y pasa de largo como una corriente de aire. Uno se siente frívolo/a durante el tiempo que sigue... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑